El monopolio estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) ha advertido de que registra una sobre demanda del 14 por ciento en las ventas de gas LP, díez días después de sufrir atentados con explosivos en su red de pleoductos, que colapsaron el suministro de gas en el oriente y centro del país. Pemex destaca en un comunicado que el suministro de gas licuado (LP) a las terminales de almacenamiento se restableció desde el pasado martes, pero que la demanda programada para septiembre se incrementó de 291.000 barriles a 331.600.