Los pedidos de bienes duraderos a las fábricas de Estados Unidos aumentaron un 0,1% en noviembre, empujados por los encargos de aviones de uso civil, informó hoy el Departamento de Comercio. La mayoría de los analistas esperaba que los pedidos subieran un 2,9%, después de una disminución del 0,4% en octubre. El de noviembre fue el primer incremento en cuatro meses.
Si se excluyen los encargos de bienes de transporte -que son los más costosos por unidad- los pedidos de bienes duraderos bajaron un 0,7% en noviembre. Sin tener en cuenta los equipos de transporte, el cálculo de los analistas era de un aumento del 0,5% en los pedidos de bienes duraderos. Los encargos de aviones para uso civil y repuestos saltaron en un 20,9% en noviembre, en tanto que bajaron un 20,1% los pedidos de aviones militares y repuestos, según el informe del gobierno. La aplicación de normas más estrictas en el otorgamiento de crédito, el abultamiento de los inventarios y la desaceleración de las ventas han hecho que muchas compañías limiten sus gastos en equipos y maquinarias. El informe del gobierno sugiere que la recesión del sector inmobiliario se está extendiendo a otras partes de la economía. Las cifras del gobierno muestran que también se ha debilitado la demanda de bienes de capital. Los pedidos de bienes de capital, excluidos aviones y sin uso militar, que señalan la inversión futura de las empresas, bajaron un 0,4% en noviembre, después de una caída del 2,9% en octubre.