El fabricante de teléfonos móviles y 'smartphones' Palm perdió en su primer trimestre fiscal (junio-agosto) 161 millones de dólares (109 millones de euros), cuatro veces más que los números rojos registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior, que ascendieron a 39,4 millones de dólares (26,7 millones de euros). Los ingresos de la compañía durante el primer trimestre también se dividieron por cinco con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, hasta 68 millones de dólares (46 millones de euros).