El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, justificó a principios de septiembre las caídas de la compañía en bolsa por la mala percepción que los inversores tienen del sector de las operadoras de telecomunicaciones. Y es cierto, el índice europeo de ‘telecos’, el Stoxx Europe 600 Telecommunications, se deja en el año un 14,4% sólo superado por los bancos del Viejo Continente que pierden un 15%.

Este mal momento de bancos y compañías de telecomunicaciones tiene también su reflejo en el Ibex 35, en el que las seis entidades financieras tienen un peso ponderado del 32% y junto a Telefónica suman una ponderación del 39%. El Ibex 35 cae en 2018 un 5,9% y todas las compañías mencionadas corrigen en lo que va de año, salvo Bankinter que se anota un alza del 4,65% y CaixaBank un 2,7%.

Álvarez-Pallete apuntó en una conferencia en la Universidad de Deusto en Bilbao que están “construyendo una compañía de telecomunicaciones para los próximos 20-30 años” y considera que  la compañía “hoy es mucho más fuerte que lo que era hace cinco o diez años por esa transformación que hemos visto".

Las seis grandes ‘telecos’ europeas acumulan unas pérdidas de 45.000 millones de euros en bolsa en lo que va de año, Vodafone un 16,45%, Deutsche Telekom cae un 7,9%, Telefónica un 13,14%, Orange se revaloriza un 3%, BT un 14,95% y Telecom Italia un 35,3%. Para encontrar algo de rentabilidad en el sector hay que irse a la sueca Telia que se anota un alza 12%, mientras que la suiza Swisscom se deja un 5,9% y la holandesa KPN un 17%.

 

José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica.

 

En el mercado continuo, MásMóvil sube un 14% con una filosofía basada en los bajos precios y en los acuerdos con la competencia para compartir las redes y Euskaltel con un 3% centrada en sus clientes de Galicia, Asturias y País Vasco.

El mercado castiga al sector por el nivel de endeudamiento que arrastran las empresas y la política de dividendos. El ratio deuda neta/ebitda más alto entre las ‘telecos’ europeas lo tiene Telefónica con 2,88 veces, Deutsche Telekom se sitúa en las 2,10 veces y Orange en las 2,04 veces, con datos a cierre de año. El ratio estima la capacidad de la compañía de repagar la deuda, y un nivel por encima de 3-3,5% empieza a preocupar a las agencias de rating.

“Telefónica tiene en la actualidad un ratio deuda neta/EBITDA algo inferior a 3 veces, lo que para este tipo de compañías es manejable. El objetivo de su gestores es seguir reduciendo la misma, con objeto de reducir sus costes financieros. Su estrategia de vender activos considerados no estratégicos tiene en parte este objetivo”, explica Juan José Fernández-Figares, director del departamento de análisis de Link Securities.

La tecnología 5G implica elevadas inversiones y hay previstas nuevas subastas de espectro, además los analistas de JP Morgan y Moody’s dudan sobre la capacidad por parte de las compañías de rentabilizar las inversiones en fibra óptica. Los analistas de Bankinter apuntan en su último informe trimestral de mercados que “la competencia vía precios penalizará los márgenes en próximos trimestres. Y la posibilidad de movimientos corporativos es limitada por problemas de competencia. Sin embargo, el castigo al sector parece excesivo”.

Este mismo lunes se conocía que Telefónica ganó unas 54.300 líneas, entre fijas y móviles, en septiembre, en plena guerra del fútbol, mientras que Vodafone, que renunció a dar esos contenidos, perdió unas 99.160, según unas cifras provisionales de portabilidades en el sector recogidas por EFE.

Dividendo alto e inversiones

Telefónica cuenta con rentabilidad por dividendo del 5,8%, lo que le convierte en la quinta empresa del Ibex 35 más ‘generosa’ en este aspecto con sus accionistas. El resto del sector se mueve con cifras similares con Vodafone en el 7,9%, BT en el 6,9%, Deutsche Telekom en el 4,75% y Orange en el 4,41%.

Sin embargo, no hay ningún sector en Europa que invierta entre un 14% y un 15% de capex (inversiones en bienes de capital) sobre ventas cada año, una estrategia compleja de llevar a cabo viendo los ratios de apalancamiento que manejan las ‘telecos’ y el escenario de normalización de tipos del Banco Central Europeo (BCE).

 

Cotización del índice de 'telecos' europeas frente al comportamiento del Euro Stoxx 600 en 2018.

 

“Lógicamente una subida de tipos siempre afecta a las empresas endeudadas, este hecho no será tan dramático como cabría esperar. En primer lugar por que las subidas de tipos del BCE serán muy progresivas, de manera que pasarán varios años hasta que veamos los tipos oficiales en niveles normales del 2 o el 3%”, explica Felipe López-Gálvez, analistas de SelfBank.

"La red es un valor incalculable"

El gestor de Abante Alberto Espelosín indica que las ‘telecos’ tienen un activo clave que no se está valorando lo suficiente por el mercado como es la red, “sin la red de las ‘telecos’ no existiría nada de Netflix, Facebook, Twitter… y todo de lo que hoy en día utilizamos y estamos pendientes de ellos”. Espelosín gestiona el fondo Abante Pangea, que cuenta con posiciones destacadas en Telecom Italia, KPN, Deutsche Telekom, BT y Orange.

“A las compañías de telecom les ha llegado el momento de monetizar todo eso y la red tiene un valor incalculable que lo veremos cuando se produzcan más operaciones corporativas. Estamos viendo movimientos corporativos muy importantes en Europa que nos van a llevar a ver grandes fusiones en el mundo de las ‘telecos’, y ahí es donde va a aflorar el valor de compañías que están cotizando a niveles de PER 14, de rentabilidad por dividendo del 5% y con ratios de flujos caja del 7%. Es un sector muy barato en comparación con otros sectores”, apunta en una entrevista reciente en Estrategias de Inversión.