ING España logró multiplicar por 42,4% sus beneficios del primer semestre. Entre enero y junio la financiera de sello holandés ganó 47 millones  de euros y, además, elevó el número de nuevos clientes hasta los 97.000. Por trimestres, en el segundo la ganancia fue de 20 millones, lo que supone un incremento del 5,26% respecto a los 19 millones del mismo periodo de 2009, mientras que en el primer trimestre el beneficio fue de 27 millones, un 93% más que hace un año.
El banco mantiene así la senda alcista en sus resultados, aunque el beneficio del segundo trimestre del año descendió en siete millones en comparación con el que obtuvo en los tres primeros meses del año. La entidad también logró contener la morosidad, que cerró el semestre en el 0,5%.

Asimismo, los depósitos de clientes alcanzaron en el segundo trimestre del año los 16.000 millones de euros y los créditos se situaron en 7.400 millones de euros. Los fondos totales gestionados por la entidad en España superan los 25.100 millones de euros, un 3,7% más que a finales de 2009.