Telefónica sigue obstaculizando el desarrollo de los operadores alternativos en el mercado ADSL y por ello el nivel de penetración de la banda ancha en España es bajo, señalaron fuentes de Orange. Las mismas fuentes señalaron que sería una sorpresa para ellos que el Gobierno recurriera la multa de 151,8 millones de euros impuesta por la Comisión Europea a Telefónica -que en su día instó Wanadoo España, hoy integrada en Orange-, ya que se pondría al lado de una de las partes del conflicto y podría tener efectos indirectos en el mercado. El Gobierno tiene de plazo hasta el 10 de noviembre para decidir si recurre la multa tal como le ha pedido la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, que considera que Telefónica actuó de acuerdo con los criterios impuestos por este organismo regulador y que con la multa la UE se interfirió en su labor.