La división de telefonía móvil de Orange generó un volumen de negocio de 827 millones de euros en España durante el primer trimestre del año, lo que se traduce en un incremento del 2,9% respecto al mismo periodo del año anterior, según ha informado hoy la compañía, que triplicó el número de clientes 3G en el trimestre. Orange ha explicado que, sin tener en cuenta el impacto regulatorio, el incremento hubiera sido del 7,3% y atribuyó el alza trimestral al mayor número de clientes, la mejora en el mix de cartera, con predominio de clientes de contrato, y al incremento en el uso de servicios de voz y datos.