Oracle prolongó los descensos del 2,3% de la sesión con un 2,2% adicional en los mercados fuera de hora después de publicar un caída de sus ventas del 5% que fue mayor de lo previsto. Sus ganancias trimestrales aumentaron a 1.100 millones de dólares, desde los 1.000 millones de dólares del año anterior.