Ittai Kidron, analista de Oppenheimer & Co, ha rebajado el precio objetivo de la empresa de Steve Jobs, ya que ésta puede que no saque a la venta el próximo modelo de su iPhone hasta finales de septiembre o en octubre, lo que reduciría las ventas de la compañía en septiembre.


Kidron, que mantiene su rating de la compañía en “mejor comportamiento que el índice, ha reducido su objetivo en las acciones a 420 dólares desde los 450 y sus estimaciones de ventas para el Iphone en el trimestre que termina en septiembre desde los 20,5 millones de unidades hasta las 19 millones.

Apple se convirtió en el cuarto mayor fabricante de teléfonos móviles por los envíos de unidades en el último trimestre, después de entrar en el mercado de teléfonos móviles en 2007 con el lanzamiento del iPhone. Apple representa el 5% de las ventas, por encima del 2,8% de un año antes, según IDC. El éxito del iPhone y del iPad ha ayudado a Apple a superar a Microsoft como la compañía mundial de tecnología más valiosa del mundo.

"Hemos estado preparando todo para que las ventas del iPhone nuevo sean en septiembre y ahora creo que es más prudente un modelo a finales de septiembre o en octubre ", escribió en la nota. "Esto sugiere que es posible un crecimiento modesto entre trimestres en septiembre y no el alto crecimiento que habíamos previsto" ha añadido.

Una desaceleración en el crecimiento de las ventas del iPhone también puede afectar a la rentabilidad de Apple, ya que los iPads, que tienen menores márgenes de beneficio que los iPhones, supondrían un mayor porcentaje de las ventas totales, ha explicado Kidron.

La compañía de la manzana se apunta un 2,97% y se sitúa en los 324,70 dólares.