En las últimas semanas hemos visto incrementada la volatilidad en los mercados llegando el índice VIX de volatilidad en niveles por encima de 40. Estos niveles no los habíamos visto desde el año 2008 y principios de 2009. En esta situación de mercado un buen trader es capaz de obtener rendimientos significativos en corto plazo.
El incremento en la volatilidad de los mercados europeos ha sido igualmente intenso, llegando el índice de volatilidad del EuroStoxx 50 a situarse en niveles no observados desde el primer trimestre de 2009.

Gráfico índice VIX del S&P 500:



La actual situación de los mercados financieros está caracterizada por un escenario de incremento generalizado de la volatilidad y de las primas de riesgo, en la que los fundamentales macroeconómicos han pasado a un segundo plano. En este escenario es más necesario que nunca utilizar herramientas adicionales de análisis.

En esta situación de mercado un buen trader es capaz de obtener rendimientos significativos en corto plazo. No obstante, también tiene riesgos muy altos por lo que tenemos que tener en cuenta los siguientes consejos:

Stop Loss (Alto a las pérdidas). Es la orden de cerrar una posición cuando el precio de mercado de la misma llegue a un cierto nivel predeterminado. Buscar soportes relevantes para los valores que seleccionemos en la operativa a corto plazo. Incluso en algunos casos poner el stop por debajo del nivel de soporte identificado, a esto se le denomina aplicar un filtro

Determinar cual es la cantidad de nuestro patrimonio que debemos emplear en este tipo de operativa a corto plazo. No debemos invertir cantidades que ante situaciones adversas de mercado nos puedan suponer importantes pérdidas en el patrimonio.

Conocer los valores con los que vamos a operar. Saber la situación en la que se encuentran, y tener en cuenta si pueden aparecer noticias significativas a corto plazo que incrementen el nivel de volatilidad a corto plazo.

Escoger el “time frame” número de operaciones que pretende realizar en el tiempo. Ajustar los niveles de entrada y salida y buscar un sistema de información nos permita obtener los niveles de entrada y salida en el análisis gráfico.

• Tener cuidado con algunas situaciones de mercado, podemos emitir una orden de compra o venta, pero no se consigue cerrar la operación por su valor. En este caso determinar si cerramos la operación a un valor inferior al nivel que habíamos previsto o no cerrar la operación. Este tipo de situaciones se suelen producir en las aperturas de mercado con alta volatilidad.

• Para la operativa en el corto plazo, vigilaríamos mucho las situaciones de sobreventa que podemos obtener con los principales indicadores de análisis técnico (RSI, MACD, ROC, Estocásticos, Bandas de Bollinger….)

Buscar relaciones entre los valores que utilicemos para operar y los índices de renta variable, divisas o indicadores de riesgo de crédito.

Desde Altae Banco hemos realizado una selección de compañías con los soportes y resistencias para operar en España, Europa y Estados Unidos.