El fabricante alemán de automóviles Opel, del grupo General Motors, iniciará a finales de 2011 la producción de su coche eléctrico Ampera, que ha completado con "éxito" el trayecto desde la sede de la empresa en Ruesselsheim (Alemania) hasta la ciudad suiza de Ginebra, donde se exhibirá en el marco del Salón Internacional del Automóvil.