La multinacional manufacturera Unilever y la compañía de telecomunicaciones Siemens se ven beneficiadas por las recomendaciones de ING y Deutsche Bank, respectivamente.

ING ha mejorado su recomendación sobre Unilever desde mantener hasta comprar. Se basan en que su valoración se sitúa en más de un 10% por debajo del mercado. Estos expertos indican que sobre la acción de la compañía pesa la caída del margen potencial durante el primer semestre del año, una caída del volumen y la presión de los costes. Como aspectos positivos señalan una futura reducción de costes y una mejoría del sector publicitario. Además, ING ha medrado el precio objetivo de Unilever desde los 23,5 hasta los 24,5 dólares.

En el caso de Siemens, Deutsche Bank aconseja comprar frente a la anterior recomendación de mantener. Además, eleve su precio objetivo desde los 95 a los 110 euros. Deutsche considera la previsión macroeconómica incierta como el mayor riesgo al que se enfrenta Siemens.

La cotización en estos momentos -20.30 horas- de Unilever en el mercado americano sube un 1,59% hasta conseguir colocar su acción en los 29,40 dólares. Asimismo Siemens incrementa su valor tanto en Nueva York como en la bolsa alemana. Sube en Estados Unidos un 1,51% hasta llegar a los 127,56 dólares la acción. En Alemania, este valor cerró la sesión consiguiendo un aumento del 0,21% y plantó su título en los 90,40 euros.