El operador de cable Ono alcanzó un beneficio neto en los nueve primeros meses del año de 41 millones de euros, lo que supone incrementar en un 144,7% la cifra alcanzada en el mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la compañía. Por su parte, los ingresos del grupo en el periodo descendieron un 5,1% hasta los 1.140 millones de euros. El director financiero del grupo, Jonathan Cumming, explicó que los ingresos retrocedieron debido a la caída en el consumo variable de telefonía y televisión.