OHL obtuvo un beneficio neto de 54,8 millones de euros en los seis primeros meses del ejercicio, lo que supone una caída del 27,9% respecto a las ganancias de 76 millones que la constructora se anotó en igual periodo de 2008, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
No obstante, la empresa señaló que, pese al "difícil entorno macroeconómico mundial y nacional", los resultados de la primera mitad del año pueden calificarse como "buenos", pues su resultado bruto de explotación (Ebitda) creció un 17,7%, hasta los 303,6 millones de euros, y el resultado neto (Ebit) repuntó un 20,3%, hasta los 208,3 millones de euros.

Además, OHL destacó que su cifra de ventas creció un 9,1% entre enero y junio, hasta los 1.968,8 millones de euros, frente a los 1.805,4 millones de euros del primer semestre de 2008.

La constructora resaltó que estos resultados han sido posibles gracias a los "fuertes crecimientos" obtenidos en las actividades de construcción internacional y concesiones, que continuaron siendo los "verdaderos impulsores" del Grupo.