Las economías más industrializadas del mundo van a desacelerarse de una forma más brusca en los próximos meses, según los indicadores sobre futura actividad de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. La OCDE ha señalado este viernes que el principal indicador compuesto, CLI por sus siglas en inglés, cayó a 96,8 en junio frente a 97,4 en mayo, y fue 5,0 puntos menor que en el mismo mes del año pasado. Los indicadores principales de seis de las siete economías más desarrolladas del mundo bajaron respecto al mes anterior, aunque los de Japón no variaron. En términos semestrales, los principales indicadores de las siete economías descendieron de forma notable.
"Los principales indicadores de la OCDE (...) para junio de 2008 apuntan a una perspectiva de continuo debilitamiento para las siete principales economías", ha señalado la organización con sede en París. Algunas economías del G7 se comportarán peor que otras en lo que resta de este año y en 2009. La OCDE señaló que mientras que sus principales indicadores apuntan a desaceleraciones en Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido y Canadá, también indican "fuertes" ralentizaciones en Francia e Italia.