Barack Obama, presidente de Estados Unidos, ha advertido de que si el Congreso del país no consigue elevar el límite de deuda en las próximas semanas podría producirse "realmente una repetición de la crisis financiera".


De todas formas, el presidente confió, en una entrevista al canal estadounidense NBC, en que finalmente se logre un acuerdo entre republicanos y demócratas y se aumente el límite de deuda de una “manera sensible”, ya que, indicó, que eso es lo que todos los ciudadanos estadounidenses esperan.

Comparte la calificación de los republicanos de que sería “desastroso” no incrementar el límite de deuda, debido a que no quiere ver cómo EE.UU. “no puede cumplir con sus obligaciones”, tal y como informa Europa Press.

De tal forma, declaró que "la fe total y el crédito en Estados Unidos es la base, no sólo de nuestro modo de vida, sino también el fundamento de un sistema financiero global”.

Además, Barack Obama defendió que el Gobierno ya ha realizado “profundos recortes del gasto”, e incidió en que, dado el elevado nivel de déficit de la economía estadounidense, era "importante" transmitir una señal de que el país está comprometido con su objetivo de situar el gasto bajo control.

Asimismo, se mostró “absolutamente convencido” de poder conseguirlo, pero que a la vez  que permita garantizar que van a "hacer las inversiones en el futuro que ayuden a la gente a volver a trabajar”.

Por ello, señaló que el debate que mantienen ambos partidos no consiste en “si se podrá o no hacer frente al elevado déficit, sino que obedece a la necesidad de que todo el mundo deba realizar sacrificios para hacer los cambios necesarios de manera efectiva”, tal y como recoge el portal de la agencia española.

Así, el dirigente estadounidense aprovechó para recordar a la audiencia, que los republicanos son reacios a cualquier tipo de incremento de los ingresos y “prefieren recortes”.