La agencia de calificación S&P ha rebaja el rating de Irlanda hasta BBB+.

La agencia considera que la reestructuración de la deuda puede ser una condición para acceder al Mecanismo Permanente. Además considera que las perspectivas de crecimiento mejores que las de Grecia o Portugal; podría elevar el rating si el PIB llega a los 2% ó 2,5%.