“La bondad alcista que barnizó los mercados de acciones y de deuda tras las pruebas de estrés bancario ha ido borrándose con el devenir de agosto hasta ofrecer su peor cara. 1.- Porque la mayoría de los actores en los mercados consideró, a los pocos días de publicación de estas pruebas de esfuerzo, que no eran tales y que se habían hecho a medida de las necesidades bancarias del momento, es decir, para que salgan bien. 2.- Porque en el mismo acto hemos ido conociendo el deterioro de las expectativas económicas globales. 3.- Porque no hay dinero en los mercados.
4.- Porque la desconfianza es total. 5.-Porque las cosas, lejos de mejoran han empeorado. 6.-Porque muchas empresas presentan un panorama futuro peor que el actual. 7.-Porque no hay dinero para tantos y menos a estos precios ¿Por dónde se ha roto la cuerda? Por el lado más débil. Ayer se recrudeció el ataque a los PIIGS, justo cuando nos habíamos olvidado de ellos. Este cambio de sesgo ya lo vimos la semana pasada con una colocación de deuda italiana por debajo de las expectativas. Pero no crea, director, que la emisión de España gustó el martes mucho a los mercados. Nadie tiró cohetes. Ayer, en este encuadre feo, coincidieron dos asuntos: la rebaja de Irlanda y la pésima acogida de la emisión de deuda de Portugal. Vuelven las tensiones a los mercados de deuda y al de CDS”, me dice uno de los grandes gurús de la Bolsa española, que añade “siguen empeñados en dar carpetazo a una crisis de la que sólo sabemos su comienzo. O mejor dicho, parte del fundamento inicial. Ahora falta el desarrollo y luego la solución. Hay Crisis para rato”

Panorama, de nuevo, desalentador. El coste de asegurar la deuda soberana irlandesa en contra de suspensión de pagos (CDS) subió ayer 12 puntos básicos hasta los 310/320, tras la decisión de S&P de rebajar el rating de Irlanda a AA- desde AA. El coste actual de asegurar deuda irlandesa a 5 años por importe de 10 millones de dólares es de 315.000$ al año frente menos de 200.000$ del pasado Agosto. Esto es un claro indicador del fuerte incremento riesgo país que se ha producido en este tiempo.

Asimismo, Portugal vendió 672 millones de euros en bonos a 2020 con una rentabilidad del 5,312%. El ratio oferta/aceptación ha sido de 1,8x. Vendió, también, 629 millones de euros en bonos a 2016 con una rentabilidad media del 4,371% y un ratio oferta/aceptación del 2,1x. Los expertos valoraron esta subasta de forma negativa tanto para la deuda portuguesa, como para los mercados de renta variable europeos. Y así fue, porque una vez conocidos los datos de la subasta de deuda, el diferencial del bono a 10 años portugués frente al bund alemán se amplía a los 317 puntos básicos frente los 310 puntos del día anterior.

“No hay dinero para tantos ni a estos precios”, me dice el gurú. En efecto: el importe de los expedientes de emisión de valores registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv) alcanzaba en junio 89.270 millones de euros, un 38,7% menos que hace un año, de los que 85.450 millones corresponden a renta fija, 3.783 millones a renta variable y 37 millones a contratos de compra y venta de opciones. El fuerte descenso se debe principalmente a la caída de las emisiones en renta fija, que descendieron en más de 48.000 millones de euros respecto al año anterior, en especial, los bonos de titulización, cuyo importe descendió en unos 40.000 millones de euros. El número total de expedientes también registró una fuerte caída, ya que hasta junio alcanzaron los 65, frente a los 128 de hace un año. El mercado que registró una mayor caída es renta fija, con 53 expedientes, cuarenta menos que hace un año. La renta variable alcanzó ocho, uno menos que en junio de 2009. Asimismo, se registraron cuatro contratos de compra y venta de opciones, pero ninguno de participaciones preferentes, a diferencia del año anterior, en el que no se registró ningún producto financiero, pero sí 26 participaciones preferentes. Dentro del importe registrado en renta variable hasta junio, 3.248 millones correspondieron a ampliaciones de capital. Asimismo, del total, 910 millones fueron a través de ofertas de suscripción preferente y 534 millones mediante ofertas públicas de venta de acciones. En cuanto a la renta fija, 63.982 millones procedieron de programas de emisión de pagarés, 18.573 millones de bonos de titulización, 2.600 millones de bonos y obligaciones no convertibles y 244 millones de cédulas hipotecarias.

...Pero “¿qué sucede en lo que denominamos aquí y ahora”, me pregunta mi amigo Borja desde Asturias: “Pienso que las cosas se van poniendo peor, pero de momento aquí en Asturias, pasa como si no pasara nada. Lleno total en el descenso de canoas en el Rio Sella; casi completo en los hoteles y casas rurales, más venta de gasolina que otros años;mas retirada de dinero de los cajeros. En fín, mas de todo y el crash sigue durmiendo. La pregunta del millón es cuando reventará toda esta patraña. Pienso que queda poco y que la bolsa se comporta de forma muy similar al 29, pero ahí sigue tan frescachona. A mí me parece que las tendencias se van aletargando a pesar del parón total en la obra pública y en otros mucho sectores. ¿A usted que le parece la situación actual? El Rey no tendrá pólvora, pero aquí la gente dispara que no veas...”

www.lacartadelabolsa.com