El beneficio neto de Novartis mejoró un 6,89% hasta los 2.320 millones de dólares durante el primer trimestre del año, gracias a las sólidas ventas de sus marcas Diovan y Gleevec y las ventajas del programa de ahorro de costes iniciado. El beneficio neto de las operaciones continuadas -la compañía vendió su marca de alimentos para bebés Gerber y sus operaciones nutricionales médicas a Nestle el año pasado- aumentó un 10% a 2.310 millones de dólares, superando las estimaciones de los analistas, que pronosticaban caídas.
Además, Novartis se benefició de la debilidad del dólar. Las ventas no mostraron variaciones en monedas locales, pero debido al efecto favorable de las divisas, la compañía fue capaz de anotarse un incremetno del 8,6% en sus ingresos hasta los 9.910 millones de dólares, gracias a un crecimiento de doble dígito de sus fármacos genéricos, sus medicamentos sin receta, medicinas para animales y lentes de contacto. Novartis reiteró su perspectiva, al señalar que espera que sus ventas netas crezcan en torno a un 5%, mientras que las de medicamentos con receta se incrementarían entre un 2% y un 3%. La previsión se ajusta a las divisas locales de los países en los que vende sus productos. Novartis también espera registrar resultados récord en 2008.