Noruega ha elevado por sorpresa los tipos en 25 puntos básicos, hasta el 1,75%. La mayoría de las quinielas de los analistas se decantaban por que este país mantuviera el precio del dinero.