Nokia Siemens Networks espera completar la compra de la mayor parte de los activos de la infraestructura de red de telefonía móvil de Motorola en los tres primeros meses de 2011, en vez de a finales de 2010 como tenía previsto inicialmente.
Una operación que se retrasa debido a que la transacción aún no ha sido aprobada por el Buró Antimonopolio del Ministerio de Comercio chino.

"Este retraso es decepcionante, pero esperamos completar la adquisición a principios del nuevo año", dijo Rajeev Suri, consejero delegado de Nokia Siemens Networks. "Continuaremos trabajando estrechamente con las autoridades chinas para completar el proceso aclaratorio en el país", añadió.

Cuando la transacción se complete finalmente, se prevé que un total de 7.500 trabajadores de Motorola se integren en Nokia Siemens Networks, incluyendo importantes centros de investigación y desarrollo en EEUU, China e India.