La compañía de telecomunicaciones Nokia Siemens Networks (NSN) espera poder cerrar la adquisición de los negocios inalámbricos de la empresa canadiense Nortel Networks "a mediados del tercer trimestre", afirmó hoy Simon Beresford-Wylie, consejero delegado de NSN, en una rueda de prensa telefónica. NSN, sociedad de riesgo compartido formada por las divisiones de redes de la finlandesa Nokia y la alemana Siemens, llegó a un acuerdo con Nortel para adquirir su unidad de telefonía móvil de tercera y cuarta generación (CDMA y LTE) por 650 millones de dólares (465 millones de euros). Aunque la operación aún debe ser aprobada por los tribunales de Canadá y Estados Unidos debido a que Nortel se declaró en quiebra el pasado enero, los responsables de Nokia Siemens Networks esperan recibir el visto bueno de las autoridades a finales de julio.