Nokia no se rinde y, para salir del hoyo en el que lleva semanas metida tras el anuncio de su profit warning, el presidente, Stephen Elop, ha dado a conocer un nuevo teléfono inteligente

Los analistas creen que este dispositivo está condenado a la oscuridad, ya que Nokia ha perdido rápidamente terreno en el mercado de teléfonos inteligentes a favor del iPhone de Apple y de los dispositivos Android de Google, y en el extremo inferior del mercado ,de sus rivales asiáticos como ZTE de China y en la India Micromax.

En una conferencia de telecomunicaciones en Singapur, Elop reiteró que Nokia lanzará su primer teléfono inteligente con plataforma Windows de Microsoft a finales de este año. También dio a conocer el nuevo N9 de pantalla inteligente, que utiliza una plataforma llamada MeeGo. 

"Parece absurdo lanzar un teléfono como el N9 en una plataforma que ha sido cortada por la administración", dijo el analista de RBS Didier Scemama en Londres, en una nota de investigación recogida por Reuters.

A los inversores, en cambio, si parece haberles gustado esta propuesta. Nokia sube un 2,02% hast los 4,13 euros en la Bolsa de Helsinki.