Ni los mercados, ni sus ventas, ni ahora las agencias de calificación parecen estar del lado del gigante de las telecomunicaciones Nokia.

La agencia de calificación Fitch acaba de rebajar su calificación hasta su nivel “más bajo de inversión”, esto es, hasta BBB-, con perspectiva negativa. La agencia argumenta la espera que supondrá ver el lanzamiento de sus aparatos con WindowsPhone, a la que define como “un período largo e incómodo en que el valor sufrirá la presión del negocio y aumentará el deterioro de su cash flow así como sus cifras de apalancamiento”.

La finlandesa no ha parado de recibir críticas de analistas y agencias de calificación desde que comenzó el año, y más aún desde que firmó la alianza con Microsoft para el uso del WindowsPhone en sus teléfonos. 

Nokia se deja a esta hora  un 0,92%, hasta los 4,51 euros.

Para consultar las últimas recomendaciones de los broker sobre Nokia, pinche aquí.