Stephen Elop, presidente ejecutivo de Nokia, trata de detener las pérdidas de cuota de mercado frente a los smartphones de Android. Mañana tendrá su primera oportunidad para volver a ganarse a los clientes asiáticos.

Elop expondrá la estrategia de la empresa y mostrará a los clientes, los nuevos modelos de Nokia en el Nokia Connection 2011. Será su primer discurso importante en el continente asiático.

Tras meses elaborando un plan para luchar, en Europa y Estados Unidos, contra el iPhone de Apple y los teléfonos Android de Google; Elop puede estar cambiando su enfoque, para defenderse de Samsung Electronics y ZTE Corp. en Asia.

En juego está una región que alberga al segundo mercado más importante de teléfonos del mundo, y donde el crecimiento se estima que superará el 40% en los próximos cuatro años.

“Debido a su carrera con Apple, tenía muchos focos puestos en los mercados desarrollados, perdiendo la idea de producir y vender teléfonos asequibles”, declaró Boris Boehm, quien administra 1,2 billones de euros, incluyendo las acciones de Nokia en Aramea Asset Management, en Hamburgo. “Realmente olvidó Asia”, añadió.

Durante sus nueve meses como CEO de la compañía, Elop ha anunciado un despido masivo de empleados, por encima de 8.800 trabajadores , incluyendo los acuerdos de subcontratación; e informó que la compañía va a reemplazar su software de smartphones Symbian por el sistema de Microsoft, Windows Phone 7.

Los inversores no están convencidos, tal y como apunta Bloomberg. Y es que desde que fue nombrado el 10 de septiembre, Nokia ha caído más del 40% en Helsinki y cotiza cerca de los mínimos de trece años. Hoy, cerró en Helsinki bajando hasta 4,05 euros, un desplome del 4,30% en su cotización.

Apple cae en torno a un 1,70% hasta 314,82 dólares, Google sube un 0,05% a 485,24 dólares por acción; y Microsoft también sube, en su caso, alrededor del 1,40% hasta los 24,60 billetes verdes.