Los bancos no se encuentran en los mejores momentos de cotización, salvo los dos grandes que se mueven con mayor interés para el especulador. Las pequeñas y medianas entidades financieras no son capaces de recuperar niveles superiores y por lo tanto no resulta recomendable la inversión en ellos. Quizás en un futuro cercano puede que despierte el interés del inversor y especulador, pero por ahora no sería rentable su incorporación a las carteras, al menos en el corto plazo.
Banco de Sabadell
La tendencia principal continua siendo tan bajista como antes de esta pequeña recuperación. Nos encontramos cerca de la recta de aceleración bajista que supone una resistencia importante antes de pensar que podemos recuperar posiciones. Alcanzar niveles por encima de los 4.00 euros sería una señal importante para tomar posiciones con mayor claridad. Los mínimos en 2.70 nos señalan el soporte más importante por la parte inferior del gráfico, cuya pérdida implicaría una continuidad a la tendencia principal.
Banesto
Se encuentra en un punto donde los recortes se pueden presentar sin que sean demasiado severos. Los precios se detienen en zonas concretas y no es obra de brujería. Desde los máximos de abril hasta los mínimos de junio, lo que han hecho los precios ha sido recuperar el 50% de esa bajada. Además coincide con la zona de mínimos de febrero, lo que representa una importante resistencia. Por lo tanto debemos calibrar los niveles importante de resistencia en la zona de 7,25€ donde daría señal de compra, mientras que el nivel de 6,35€ implicaría un nuevo recorte en los precios.




Banco de Valencia
Es el banco más bajista de todos y salvo una recuperación generalizada de los mercados, no vemos razones para invertir en este valor. Su tendencia claramente bajista no presenta recuperaciones intermedias importantes que puedan hacernos pensar que merece la pena una inversión aunque sea de poco capital. Solo de forma especulativa podríamos aprovechar un movimiento alcista hacia la zona de 4,30 ó 4,90 como nivel más alto. Cotizar por debajo de 3,35€ supondría un nuevo descenso muy prolongado.



 Banco Pastor
No podemos decir que sea un momento adecuado para iniciar compras. Tenemos dos niveles que deben ser superados, tanto al alza como a la baja, para tomar una determinación sobre él.
Por encima de 6,00€ hablaríamos de un cambio de tendencia a alcista y sería recomendable su entrada, lejos de la cotización actual, pero mientras no supere esta cota, no le veo razones para comprar.
Por la parte inferior tenemos muy cerca un nivel de soporte en 2,90€ que daría compra solamente si es capaz de respetarlo en una corrección.