“Los resultados de Grifols han sido buenos y continúan la tendencia de los últimos trimestres”. Así lo asegura Nuria Pascual, subdirectora financiera de Grifols, quien reconoce que “tener una presencia internacional y una diversificación ayuda a la compañía a crecer en todos los mercados y ello siempre da mejores perspectivas”.
Grifols, la segunda compañía más grande de obtención de plasma, obtuvo un beneficio neto de 117,1 millones de euros en los nueve primeros meses, un 26,1% más que en el mismo periodo del año anterior. Unas cifras que confirman la fortaleza de Grifols dado que “no se ve influida por la coyuntura económica actual”.

Aunque desde el grupo farmacéutico-hospitalario no avanzan perspectivas de la compañía de cara próximos trimestres, Pascual recuerda que, hasta ahora, “han alcanzado resultados que reflejan todo el año en su conjunto tanto en término de crecimiento de las ventas como en márgenes obtenidos”.

La inmunoglobulina es el principal producto de Grifols por volumen de ventas dentro del área de hemoderivados, “un producto que ya estamos vendiendo en Estados Unidos mientras en Europa ya hemos iniciado el proceso de conversión desde la generación anterior del producto a la nueva generación”. No obstante, Pascual reconoce que se trata de “un proceso que en el viejo continente seguro que no estará concluido hasta dentro de un par de años”.

En bolsa

Pese a que Grifols no está ligada a la coyuntura actual de la economía su cotización en bolsa no está siendo favorecida. Y es que los movimientos en el selectivo español han sido extraños, como considera la subdirectora financiera de Grifols. Una situación que contrasta con el aspecto fundamental de la compañía pues, como reitera Pascual, sus beneficios van creciendo y cuenta con márgenes mejores cada trimestre”.

Grifols cuenta con un pay out que supone el 40% del beneficio neto. “Teniendo en cuenta el incremento de un 26% de nuestros beneficios, ello se trasladaría al reparto del dividendo”, explica Pascual, quien recuerda que la retribución al accionista la efectuarán en dos pagos.

Desde Grigols reconocen no tener miedo a ser opados ya que, en ese caso, no hubieran salido a bolsa. “Nuestra intención siempre ha sido salir al mercado y competir con el resto de empresas del sector de plasma en las mismas condiciones, empresas que están cotizadas desde hace muchos años con una financiación diferente a la bancaria”.