No es demasiado tarde para comprar bancos europeos, la evolución de la percepción del riesgo soberano hacia la calma hace de ellos una buena opción.


La tranquilidad en el mercado de deuda soberana es el principal catalizador que hace de los bancos europeos atractivas opciones de inversión, según Evolution Securities: "El sector está todavía un 20% y no es demasiado tarde para comprar bancos".

Dentro del sector europeo, la casa Evolution apuesta firmemente por Lloyds, aunque también añade a la lista de preferencias a Royal Bank of Scotland, UBS y BBVA. Por el contrario, recomienda vender HSBC y Standard Chartered.