El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha afirmado que "no es un buen momento" para acometer ajustes de plantilla de un 20%.

"Sabemos que tenemos compañías internacionales que compiten en mercados difíciles y que tienen exigencias en ese sentido", dijo Valeriano Gómez, quien añadió que  "no un buen momento para realizar ajustes de plantilla en un tamaño tan importante".