Los indicadores adelantados que se han publicado en las economías desarrolladas, alertan de una más que probable pérdida de pulso en el 2T de 2.011 y es por ello que los datos económicos recobrarán de nuevo parte del protagonismo perdido en los últimos tiempos.

Los próximos datos servirán para ver si efectivamente, las economías pierden pulso o no. Sobretodo, ganarán protagonismo, los datos publicados al otro lado del Atlántico y es que los últimos datos publicados confirman la falta de pulso en el sector de construcción (viviendas iniciadas y permisos de construcción y ventas de viviendas segunda mano) y además, la producción industrial se estanca en abril, después de los buenos registros del primer trimestre de 2.011. Todo, con la preocupación de un QE 2 que finaliza en a penas un mes. ¿Será posible la continuidad alcista en los mercados cuando finalice el programa de compras? Si la economía no sustenta una recuperación sostenible, ¿veremos nuevas compras en unos índices que cotizan a menos de un 15% de los máximos que se dejaban en octubre de 2.007?




Como pueden observar en el gráfico anterior, el Dow dejaba máximos intradiarios y por cierres para el movimiento alcista de marzo de 2.009, hace tan solo unas semanas. Sin embargo, desde entonces se ha girado a la baja, alejándose de los citados máximos y aproximándose a una importante zona de soportes que establecemos en los 12.375. En las inmediaciones de ese nivel se dejó el mínimo la semana pasada. Ahora, me interesa ver si efectivamente esa zona se mantiene intacta porque de lo contrario, espero ver una aceleración de los recortes que podría llevar al Dow a testear los 12.043, con celeridad y de hecho, los recortes podrían extenderse hacia niveles de soporte de los 11.650.

Por otra parte, para ayudarnos a seguir la evolución de los mercados y del nerviosismo que en ellos se vive, contamos con el VIX.




El VIX concluyó la semana en los 17,43 y a tenor de lo ocurrido en las últimas jornadas, podemos identificar una lateralidad que definimos entre los 15,50 y los 19,50. La ruptura de la referencia superior tendrá importantes implicaciones alcistas, cuanto menos hacia la zona de 23,20 y por el contrario, si se produce la pérdida de la referencia inferior, no me sorprendería ver una continuidad bajista hacia la zona de mínimos anuales.

Resumiendo, zona de soportes a considerar en el Dow, los 10.375; mientras se mantenga por encima, no hay nada que temer pero, si éstos se rompen a la baja y el VIX confirma la ruptura con avances que permiten superar resistencias de 19,50, esperamos ver una mayor debilidad en la renta variable; una debilidad que se manifestará en forma de una creciente presión bajista que potenciará las ventas y la aceleración de los recortes.