Nissan presentó hoy ante la Junta de Castilla y León el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para extinguir 150 empleos de los 650 trabajadores de la fábrica de Ávila, según informó la multinacional en un comunicado.

La medida "debe permitir a la fábrica abulense alcanzar una plantilla de 500 empleados relacionados con la fábrica a fin de afrontar los retos de futuro con plenas garantías".

"Con el objetivo de minimizar el impacto en los trabajadores", el expediente se aplicará mediante un plan de prejubilaciones para 85 empleados mayores de 55 años a 31 de marzo de 2010, y anunció que reabrirá el Plan de Bajas Voluntarias incentivadas, al que no se acogió ningún trabajador, para 65 empleados, hasta que finalice el periodo de consultas del ERE (20 de mayo) en las mismas condiciones que hasta ahora