Nicolás Correa ha obtenido la aprobación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal con acuerdo del comité que afectará a 88 trabajadores de su planta de Itziar (Guipúzcoa) y ha solicitado otro para otros 181 empleados en su fábrica de Burgos, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El fabricante de maquinaria industrial señaló que adopta estas medidas con "el fin de adaptar temporalmente la capacidad productiva a la demanda registrada y tras confirmar su compromiso con el mantenimiento del empleo".