El nuevo plan de incentivos a largo plazo para directivos de Naturgy estará vinculado a la rentabilidad de la compañía para los accionistas, es decir, a su evolución en Bolsa y el pago de dividendos. Se unifica en un solo pago al final del periodo de su Plan Estratégico 2018-2022.

Nuevo Plan de incentivos de Naturgy

Naturgy (la antigua Gas Natural) ha puesto en marcha su nuevo Plan de Incentivos a Largo Plazo para directivos, denominado ILP, y que se enmarca dentro del Plan Estratégico 2018-2022. El objetivo del nuevo ILP de Naturgy es buscar un mayor compromiso del equipo de alta dirección, al vincular esta prima, que se recibirá en un solo pago al final del plan estratégico, a la rentabilidad de los accionistas. 

Remuneración en acciones

El nuevo plan de remuneración se dirige a los 150 principales directivos del grupo. En concreto, el nuevo programa de incentivo a largo plazo nace con una inversión de Naturgy de 200 millones de euros en acciones propias, colocadas en una sociedad específicamente destinada para los primeros 26 directivos de Naturgy, incluido su presidente, Francisco Reynés. Así, la compañía ha creado un vehículo societario separado al que ha dotado de recursos y una estructura de capital adecuada con 200 millones en títulos, tras la adquisición de 8,639 millones de títulos a un precio medio de 23,15 euros, de cuyo excedente al final del periodo resultará su bonus.

Este vehículo obtendrá al final del período un resultado financiero derivado del cobro de los dividendos atribuidos a sus acciones y de la revalorización de la cotización de éstas. En ese momento venderá las acciones necesarias para devolver todos los recursos recibidos, y únicamente después de saldar todas sus obligaciones con terceros distribuirá entre sus partícipes, en forma de acciones, el excedente. Con ello se minimiza el coste efectivo del ILP para Naturgy pues los directivos sólo percibirán como incentivo el excedente de valor que se hubiera generado, en forma de acciones, y sólo si se hubiese superado el umbral mínimo de rentabilidad prefijado.

Por su parte, el nuevo esquema de remuneración especifica que los otros 124 directivos cuentan con un esquema similar para percibir su bonus, que está igualmente ligado exclusivamente a la rentabilidad total del accionista. Sin embargo, en este caso no se ha establecido un vehículo específico de tenencia de acciones sino simplemente un cálculo financiero de retorno sobre la inversión en el período. El devengo para este grupo también está sujeto a alcanzar la misma rentabilidad mínima y será cobrado en efectivo.

Plan de remuneraciones simplificado

De esta forma, una de las principales novedades del plan es que está directamente ligado al valor total generado para el accionista durante el período establecido, medida con dos variables: pago de dividendos y revalorización de las acciones en Bolsa.

Con ello, Naturgy vincula su plan de incentivos a sus directivos directa y exclusivamente a la rentabilidad total generada por un accionista durante el plan estratégico; considerando esta rentabilidad "como el resultado de la suma de los dividendos efectivamente pagados durante el período más la evolución de la cotización de la acción durante el mismo plazo".

Además, el nuevo plan se simplifica en un programa único para todo el periodo 2018-2022, dejando así sin efecto los cinco programas anuales previstos para el mismo periodo. De esta manera, devenga su derecho de cobro una vez aprobadas las cuentas del 2022 por la junta general de accionistas de la energética, en lugar de devengos anuales como era el caso del antiguo plan, e incluye una cláusula de 'claw back' durante los siguientes 18 meses al devengo efectivo del plan