El consejo de administración de Nasdaq ha decidido estudiar distintas alternativas para desprenderse de su participación del 31% en la Bolsa de Londres (LSE, en sus siglas en inglés). El mercado estadounidense se hizo con este paquete en un intento frustrado de hacerse con la bolsa británica. El valor de esta participación asciende a unos 1.000 millones de dólares (742 millones de euros).