Lo primero que diremos es que se trata de una compañía no apta para todos los perfiles de inversión por su volatilidad histórica.

 Se trata ésta de una mediana compañía del sector petrolero con alto apalancamiento al mismo,  pero con muy buenas previsiones por la mayor parte de los 28 analistas que la cubren:

 

 

A nivel técnico destaca por su elevada sobreventa, fruto más bien de una caída general en el sector, como veremos en el gráfico a continuación.

El sectorial de energía americano ha roto el movimiento bajista desde los máximos de enero, lo que por correlación beneficiaría a NARBORS:

 

 

El comportamiento relativo del sector respecto al S&P500 ha sido muy negativo, siendo el único sector que se ha mantenido en negativo desde las elecciones americanas de noviembre 2016. De este modo el ratio entre estos dos activos se encuentra en niveles extremos:

  

 

En el sector de energía existen otras compañías correlacionadas con el índice y con una menor Beta, por ejemplo HALLIBURTON (HAL), ANADARKO P. (APC) u otras.

Recomendación: COMPRA ESPECULATIVA.