Las cifras publicadas por Munich Re aunque afectadas por el incrementote los gastos se han visto compensadas por la buena evolución de los resultados por inversiones.
Hay que destacar, que aunque elevados, los gastos por siniestro registrados en el trimestre han sido menores de lo estimado por la entidad, "lo que les ha permitido incrementar las guías en cuanto al beneficio neto que esperan contabilizar en 2010, pasando de los 2.000 Mn € inicialmente estimados a 2.400 Mn €".

Desde Inverseguros consideran que “el incremento en los gastos por siniestro es un hecho puntual que podrá ser compensado en próximos trimestres a través de precios”. El objetivo de la entidad sigue siendo ahora el de asegurar un desarrollo sostenido de las ganancias más que la maximización de los beneficios a corto plazo. También seguirá adelante con el programa de recompra de acciones.

El broker mantiene la recomendación de COMPRAR.