Economistas de Morgan Stanley y Bear Sterns piensan que los inventarios de agosto y septiembre, mayores de lo esperado, podrían significar una revisión al alza del crecimiento de EEUU hasta el 4,9%, desde el 3,9% de la primera estimación. Eso sí, desde Morgan se cree que este crecimiento repercutirá en el cuarto trimestre, y han rebajado su previsión hasta el 0,5%. Sin embargo, en Bear Sterns piensan que con estos datos de inventarios, hay espacio para mayores inversiones en los próximos meses.