Morgan Stanley ha decidido rebajar el precio objetivo de Vueling desde los 37 hasta los 33 euros. Las acciones de la compañía aérea de bajo coste cayeron en la última sesión un 0,88 por ciento hasta los 27 euros y, en lo que va de año, sus títulos se dejan más de un 17 por ciento.