Morgan Stanley ha mejorado el precio objetivo de la operadora de telefonía desde 21 a 22,5 euros, con recomendación de sobreponderar.