Vendan las acciones del sector financiero que están en alza, fue lo que dijeron el lunes a sus clientes los analistas de Morgan Stanley, y señalaron que se avecinan más recaudaciones de capital, reducciones de dividendos y desapalancamiento. Las acciones del sector financiero subieron en las negociaciones de la semana pasada debido a que los inversionistas que siguen la tendencia del mercado se trasladaron desde los instrumentos considerados más seguros -tales como los de bienes básicos y los títulos del Tesoro de Estados Unidos- a inversiones que habían sido evitadas, como los bonos corporativos y las acciones del sector financiero. Las acciones financieras en el índice Standard & Poor's 500 han subido más de un 15% desde sus mínimos gracias al rescate de Bear Stearns Cos. (BSC) el 17 de marzo. El regreso tentativo a inversiones más riesgosas muestra que algunos inversionistas están dispuestos a poner a prueba la idea de que las cosas se ven mejor para las abatidas empresas financieras. Sin embargo, los analistas de Morgan Stanley Betsy Graseck, Cheryl Pate y Justin Kwong no están convencidos. Creen que las dificultades en los mercados de crédito recién están empezando y que la situación será peor que el ambiente recesivo de 1990 y 1991.