La agencia de calificación Moody's ha rebajado hoy a negativa la perspectiva de la banca española debido a "un debilitamiento más pronunciado del mercado inmobiliario doméstico del inicialmente anticipado, junto con relativamente elevados niveles de exposición y concentración en el sector", según informa hoy la firma en un comunicado. Moody's ha advertido asimismo de otras dificultades para la banca española, como los problemas de financiación del mercado, la crisis crediticia global y la incertidumbre del entorno macroeconómico, "en particular en el sector de la construcción y en el segmento inmobiliario", ha destacado. El informe destaca que estos sectores contabilizan una significativa parte del balance de los bancos y una importante porción del mercado laboral doméstico, concretamente un 13,2% en en cuarto trimestre de 2007.