El sector de los seguros en Francia tiene una perspectiva "negativa", según la agencia de calificación Moody's, que lo justificó por su exposición a activos de acciones, que presentan gran volatilidad, y por una disminución en la rentabilidad de su actividad.