La agencia internacional de calificación Moodys Investors Service ha decidido cambiar de 'negativa' a 'estable' la perspectiva del rating de Ono tras el 'éxito' alcanzado en las negociaciones que el operador de cable mantenía con los bancos acreedores en torno al plan de refinanciación de su deuda de 3.600 millones de euros. En este sentido, la agencia manifestó que el hecho de que más del 80% de los bancos acreedores aprueben las nuevas condiciones del plan, aceptando el aplazamiento de los vencimientos hasta 2013, implica una mejora "sustancial" de la liquidez del grupo a corto plazo.