La agencia de calificación crediticia Moody´s cerró 2010 con un beneficio de 507.8 millones de dólares, un 26.3% más respecto al ejercicio anterior. La entidad ha informado de una mejora del 13% en su cifra de negocio.

En el cuarto trimestre del ejercicio, Moody's obtuvo un beneficio neto de 137,4 millones de dólares (101 millones de euros), un 34,8% más, mientras que su facturación aumentó un 19,8%, hasta 367,7 millones de dólares (269 millones de euros).

De cara a 2011, el presidente y consejero delegado de Moody's, Raymond McDaniel, prevé que las condiciones de los mercados se mantendrán "favorables" y espera un beneficio por acción de entre 2,12 y 2,22 dólares, frente a los 2,15 dólares de 2010.