La agencia de calificación crediticia Moody's Investors Service subrayó hoy la necesidad de diferenciar entre los perfiles de riesgo de las finanzas públicas de España, Portugal y Grecia y destacó que la máxima nota de la deuda española está "bien anclada" por lo que su situación "no es directamente comparable" con la de Grecia. Además, la agencia apunta que las preocupaciones sobre la capacidad de estos países para hacer frente a sus déficit y financiar sus cuentas no están respaldadas por evidencias, aunque admite que los diferenciales de los tres países sugieren una mayor diferenciación del riesgo crediticio de lo que permiten apreciar sus respectivos 'ratings'.