La planeada adquisición de la filial europea Adam Opel AG de General Motor por el suministrador de componentes austrocanadiense Magna International puede todavía descarrilar en los últimos detalles, dijo Karl-Theodor zu Guttenberg en una entrevista publicada el domingo en un diario.  Zu Guttenberg dijo al diario austriaco Der Standard que todavía penden riesgos sobre el acuerdo, y dijo que considera que el persistente interés en la venta de Opel por la italiana Fiat , la china BAIC y la estadounidense Ripplewood Holdings, es una red que aporta seguridad.  "En mi opinión es muy recomendable que otras partes sigan interesadas en Opel. Nadie puede descartar que las negociaciones de GM con Magna fracasen", dijo zu Guttenberg.