El índice cede posiciones con relativa contundencia después de establecer un máximo mensual en 1.354,50, próximo al máximo anual establecido en 1.373,50
Movimiento que deriva en un downtick en el oscilador MACD apuntando a signos de cansancio a corto plazo. Sin embargo, encuentra apoyo a la altura del primer nivel de soporte establecido en 1.293,75 y no podemos olvidar que la tendencia primaria continúa siendo alcista debido a que la serie presenta máximos / mínimos crecientes y las medias móviles de largo plazo se encuentran cruzadas al alza.

En este contexto mantener largos parece la mejor opción. Para posiciones de corto plazo o de trading, estos largos deberían cerrarse si el precio consolida a cierre por debajo de 1.293,75 debido a que esta ruptura activaría señal de venta en el MACD y dejaría al precio sin apoyo hasta la zona de mínimos anuales, 1.252,25 / 1.241, que coincide con la directriz alcista de largo plazo.

Mini S&P500 en gráfico diario