Estas fueron las declaraciones de Paul Allen, cofundador de Microsoft, tras un discurso que realizó ayer en Nueva York.

Microsoft Corp., el mayor fabricante mundial de software, "tiene que acelerar el ritmo de desarrollo de productos" para competir con Google Inc. y Apple Inc., declaró Paul Allen, cofundador de Microsoft.

“El software del teléfono Windows 7 de Microsoft y los sensores de la Xbox Kinect, que ayudan a la gente a jugar a los videojuegos con movimiento físico en lugar de hacerlo con los controladores, van en “resonancia con un público más joven”, ya que la compañía trata de “conseguir más impulso” en los mercados de las nuevas tecnologías”, explicó Allen.

“Microsoft ha tenido problemas para competir con los dispositivos móviles de Apple, que ha suplantado a Microsoft como la mayor empresa de tecnología por valor de mercado. La transformación de Apple desde el regreso de Steve Jobs en 1997 ha sido increíble”, admiró el cofundador de Microsoft. Asimismo, añadió que “Microsoft, Google y Apple pueden estar inmersos en una "carrera de tres caballos" por innovar y obtener la aprobación de los consumidores en nuevas plataformas, como teléfonos inteligentes y tabletas.

Allen, cofundador de Microsoft junto a Bill Gates en 1975, dejó la compañía en 1983 después de diagnosticarle un linfoma de Hodgkin y renunció a la junta en 2000. Es el decimoséptimo hombre más rico de América, con un patrimonio neto de aproximadamente 13 billones de dólares, según la revista Forbes, y actualmente posee el equipo de baloncesto Portland Trail Blazers y el equipo de fútbol americano los Seahowks de Seattle.

A las 21.59 hora española, tanto Microsoft como Google ven cómo su cotización está cayendo en Wall Street. El primero desciende en torno a un 1,08% (25,09 dólares), mientras que Google baja alrededor del 0,72% (526,88 dólares). Sin embargo, Apple se está revalorizando un 1,38% hasta conseguir plantar el precio de su acción en 331,98 billetes verdes.