La Corte Suprema de Estados Unidos ratificó una sentencia de violación de patentes que costará a Microsoft 300 millones de dólares, obligando ya a cambios en su software de Word, que no podrá comercializar las versiones 2003 y 2007, que usan la tecnología en cuestión.

La Corte Suprema estadounidense dio la razón este jueves a la pequeña empresa de informática canadiense i4i contra el gigante Microsoft, al que acusó de haber violado una patente en ambas versiones de su software Word, utilizado por 500 millones de personas.

El laudo es el mayor de la historia en apelación a una demanda de patentes.

“El resultado es muy a nuestro favor y decididamente a favor del sistema de protección de patentes estadounidense que asegura la protección de los inventores”, declaró Loudon Owen, presidente de i4i. “Es uno de los casos de negocios más importante que el tribunal ha decidido en las últimas décadas”, añadió el representante de la torontoniana.

La patente de i4i fue registrada en 1998 con lenguaje XML. Este formato XML, integrado en las versiones 2003 y 2007 de Word, permite abrir documentos .XML, .DOCX o .DOCM en el procesador de Microsoft.

Microsoft, que tenía 5,2 billones de dólares en ganancias en el primer trimestre de 2011, aún no ha pagado los daños y perjuicios a i4i. El mayor fabricante mundial de software crece en estos momentos en Wall Street un 0,13% hasta 23,97 billetes verdes.

“Aunque el resultado no es lo que esperábamos, vamos a seguir abogando por cambios en la ley, que evitará el abuso del sistema de patentes y proteger a los creadores que poseen patentes que representen una verdadera innovación”, se defendió Kevin Kutz, portavoz de Microsoft en una declaración a Bloomberg.