El fabricante tecnológico Microsoft ha señalado que registraría un cargo de más de 1.000 millones de dólares en el trimestre terminado el 30 de junio, debido a los costes de un nuevo programa de garantías extendidas para su consola de videojuegos Xbox 360. Microsoft ha citado un inaceptable número de reparaciones en las consolas Xbox 360 para decidir la medida.